REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
Lunes, 23 de octubre de 2017
Actualizada el: Jueves, 19 de octubre de 2017 15:14
Secciones
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 2 de octubre de 2017

B+Safe instala 33 desfibriladores en otros tantos mercados municipales de Madrid

B+Safe ha instalado 33 desfibriladores semi-autómaticos (DESA) en otros tantos mercados municipales de Madrid. El proyecto salió a concurso hace unos meses y fue adjudicado por el ayuntamiento de Madrid a la empresa B+Safe (Grupo Alamas Industries), líder del mercado en España. B+Safe ha instalado sus equipos en otros mercados municipales.

Por Redacción |

Gracias a esta nueva licitación son ya 43 mercados los que disponen de desfibrilador, puesto que algunos de ellos ya lo tenían instalado. Mercados de San Cristóbal, Valdezarza, La Remota, Tetuán, San Enrique, Chamartín, Maravillas, Prosperidad, San Pascual, Las Ventas, La guindalera, Tirso de León, La Paz, Chambertí, Guzmán el Bueno, Vallehermoso, Argüelles, Barceló, Los Mostenses, San Antón, Ibiza, Pacífico, Moratalaz, Vicálvaro, Santa Engracia, Villa de Vallecas, La Cebada, Antón Martín, Embajadores, Tirso de Molina, Alto de Extremadura, Santa María de la Cabeza, Guillermo de Osma, Doña Carlota, Puente de Vallecas, Numancia, Orcasur, Oscasitas, Jesús del Gran Poder, San Isidro, Puerta Bonita, Las Águilas y Villaverde alto. Los mercados de Bami, Mediodia-Entrevías y Vicálvaro tienen en previsión su próxima instalación, con lo que completarían los 46 mercados de que dispone Madrid.

 

30.000 muertes al año

En España se producen cada año aproximadamente 30.000 muertes al año por paradas cardiorrespiratorias, cifra que podría reducirse de manera significativa si se aplicara la desfibrilación a la víctima en los 5 primeros minutos. Tras un paro cardíaco, el índice de supervivencia en nuestro país se sitúa en el 4 por 100, mientras en Estados Unidos el porcentaje que se eleva hasta el 50 por 100 gracias a la  presencia masiva de desfibriladores semiautomáticos, DESA.

 

DESA

Los DESA son desfibriladores de uso público que requieren poca capacitación para su manejo. Advierten en el momento de la descarga al usuario, indicándole que hay que separarse del paciente y pulsar el botón que activa la desfibrilación y le muestran los pasos a seguir durante todo el proceso.

 

Espacios cardioprotegidos

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población, ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos. Estas zonas cuentan con, al menos, un desfibrilador, con mantenimiento garantizado y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

 

 

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro  hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador.  El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardíaco repentino es de un máximo de 5 minutos.

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, denominados Cadena de Supervivencia:

  1. Reconocimiento y llamada al servicio de emergencia.
  2. Una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP).
  3. Desfibrilación temprana.
  4. SVA y cuidados post-resucitación

 

En Europa, el paro cardíaco es una de las primeras causas de mortalidad y en España se dan más 40.000 por año. En nuestro país, tras una enfermedad cardiaca, el índice de salvación se sitúa en un 4 por 100 mientras en EEUU se sitúa ya en un 50 por 100, gracias a la implantación masiva de Desfibriladores. El plazo de intervención para salvar a una víctima es de no más de 4-5 minutos. Además, por cada minuto que se pierde, hay un 10 por 100 menos de probabilidad de supervivencia.

Pulse aquí para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
GPSNEWS REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
GPSNews • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress