• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 21 de julio de 2016

La farmacéutica B. Braun apuesta por el ahorro y la eficiencia energética

Ha instalado una enfriadora Turboline de Clint que utiliza tecnología de compresión por levitación magnética, que no necesita lubricación y permite ahorros de hasta un 25% en el consumo de energía y reduce en un 50% el peso y el volumen del equipo.

Por Redacción |

Eurofred ha instalado  una enfriadora de agua en la nuevas instalaciones de la farmacéutica B. Braun, que ocupan 20.731 m2 distribuidos en cuatro plantas, donde la planta baja, el sótano y la primera albergan los espacios productivos y la segunda las nuevas oficinas de la multinacional farmacéutica. Eurofred ha contado para esta obra con la colaboración de Valtria, empresa especializada en ingeniería e instalación de salas limpias.

 

En la nueva planta de B. Braun se han incorporado máquinas de última generación con un alto nivel de automatización de los equipos. Además, la instalación cumple las exigencias más elevadas del mercado y las estrictas Normas de Correcta Fabricación (NCF), que aseguran la fabricación de los productos de forma uniforme y controlada, siguiendo las normas de calidad vigentes.

 

Máximo rendimiento y menor consumo

 

Con el objetivo de conseguir el máximo rendimiento y el menor consumo energético en la instalación de climatización, la multinacional ha apostado por un sistema de enfriadora de agua con tecnología de compresión por levitación magnética. El corazón del sistema está formado por el equipo CWW/TTY 10605-1, de 3.000kW de potencia frigorífica, de la gama de enfriadoras Turboline de Clint, que Eurofred comercializa en España.

 

La principal ventaja de la tecnología de compresión por levitación magnética reside en que no emplea aceite. Los compresores Turbocor (Danfoss) contienen una única pieza móvil que gira en un campo magnético y forma el núcleo del compresor. Su rotor y elementos de compresión de transmisión directa levitan mediante cojinetes electromagnéticos activos para poder alcanzar velocidades de hasta 48.000 rpm. De esta forma, se evita tanto el uso de aceite como el contacto y el desgaste, permitiendo ahorrar hasta un 25% en consumo energético.

 

Asimismo, la sencillez de este sistema permite que el compresor sea un 50% más pequeño en peso y volumen respecto al resto de tecnologías convencionales.

 

La innovadora gama Turboline de Clint con compresores centrífugos Turbocor (Danfoss) dispone de una amplia gama de modelos: 18 de versión aire-agua y 19 de agua-agua. Además de las versiones Free-Cooling para aire-agua y Dry Cooler para las agua-agua. Su rango de potencias se adapta a las necesidades de cada proyecto, con potencias desde 248 hasta 4.095 kW.

[Img #4954]

Pulse aquí para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
GPSNEWS REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
GPSNews • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress