• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 26 de mayo de 2016

El debate

El debate electoral “ a cuatro” en TV tiene a priori dos posibles ganadores desde la óptica mediática: Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Por Miguel Ángel Trenas |

Los dos tienen telegenia y muchas tablas. El primero es un hábil demagogo capaz de dar la vuelta a cualquier cuestión incómoda, descalifica con efectividad y tiene buena verborrea. Rivera tiene buenas dotes oratorias, es rápido reaccionando, dice cosas y sabe cambiar de tercio sin problema.

 

En la segunda fila, la telegenia de Pedro Sánchez se descompensa con un discurso monótono y soso: siempre dice lo mismo y le falta convicción, no se cree lo que dice. Rajoy es el amo de los tiempos muertos, de los silencios, y dice verdades que en su boca son poco creíbles. Le faltan ganas y cintura, confunde una oportunidad con una desagradable obligación.

 

En definitiva, en TV pueden más la telegenia, la imagen, las formas,  las actitudes, los metalenguajes, los ataques y contraataques, la rapidez de reacción, la capacidad de aplastar al otro…

 

¿Se imaginan unas elecciones sin debate televisivo? Unas elecciones donde los electores conocieran los planes de los candidatos a través de la prensa, de artículos, entrevistas y otras informaciones, donde lo importante serían los contenidos no las formas, sin insultos ni descalificaciones, donde  habría que convencer al votante con ideas y propuestas y, además, argumentarlas.

 

Donde la palabra quedara escrita en su propia verdad.

Acceda para comentar como usuario
GPSNEWS REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
GPSNews • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress