REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
Jueves, 21 de septiembre de 2017
Actualizada el: Miércoles, 20 de septiembre de 2017 17:27
Secciones
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 15 de diciembre de 2009

Comunicación y poder

De la mano de Alianza Editorial, ya ha llegado a las librerías la versión en castellano de Comunicación y poder, la última obra de Manuel Castells, en la que profundiza en su “gran tema” el poder y sus entramados y muestra al lector una nueva relación entre la comunicación y el poder en el siglo XXI. Diez años de trabajos e investigaciones ha dedicado Castells a esta obra, densa e intensa en la que se afirma que los medios de comunicación se han convertido en el ámbito en el que se despliegan las estrategias de poder, si bien, en el actual contexto tecnológico, la comunicación de masas va más allá de los medios tradicionales.

Por Redacción |

castellsDe la mano de Alianza Editorial, ya ha llegado a las librerías la versión en castellano de Comunicación y poder, la última obra de Manuel Castells, en la que profundiza en su “gran tema” el poder y sus entramados y muestra al lector una nueva relación entre la comunicación y el poder en el siglo XXI. Diez años de trabajos e investigaciones ha dedicado Castells a esta obra, densa e intensa en la que se afirma que los medios de comunicación se han convertido en el ámbito en el que se despliegan las estrategias de poder, si bien, en el actual contexto tecnológico, la comunicación de masas va más allá de los medios tradicionales. Así, gracias a Internet y a los dispositivos móviles ha surgido un nuevo entorno comunicativo que ha modificado profundamente las relaciones de poder.“El poder se basa en el control de la comunicación y la información, ya sea el macropoder del estado y de los grupos de comunicación o el micropoder de todo tipo de organizaciones”, afirma Castells en la introducción de esta obra y añade que “poder es algo más que comunicación y comunicación es algo más que po der. Pero el poder depende del control de la comunicación, al igual que el contrapoder depende de romper dicho control”. Ahora la comunicación, gracias a Internet, adopta nuevas formas ya que ahora los usuarios “viven Internet” convirtiéndose en el tejido de la comunicación de nuestra vida: para el trabajo, los contactos personales, la in formación, el entretenimiento, los servicios públicos, la política o la religión. De esta forma se han incorporado a nuestra rutina nuevas formas de comunicación: SMS, blogs, vlogs, podcast, wikis, RSS, YouTube, MySpace. com, Wikipedia o Facebook, son solo algunas de ellas. Este tipo de comunicación diferente obedece a un nuevo concepto que Castells denomina “autocomunicación de masas” y que surge con el desarrollo de la Web 2.0 y Web 3.0.

Por qué, cómo y quién construye y ejerce las relaciones de poder mediante la gestión de los procesos de co municación y de qué forma los actores sociales que buscan el cambio social pueden modificar estas relaciones influyendo en la mente colectiva es el tema de este libro. Manuel Castells analiza las transformaciones que se han producido en la industria global de los medios de comunicación y, basándose en una diversidad de enfo ques sociales y psicológicos, ofrece una investigación original de procesos políticos y movimientos sociales que ilustran la relación entre la comunicación y el poder del siglo XXI.
Algunos de los ejemplos estudiados por Castells para entender este binomio se remontan a acontecimientos de nuestra historia más reciente como el atentado del 11 de marzo en Madrid. “¿Por qué se produjo un intento tan obstinado de engañar a la opinión pública poniendo en peligro la seguridad de otras capitales europeas en el caso de una ofensiva coordinada de Al Qaeda, en un momento de trauma psicológico colectivo de un país?”, se pregunta el autor. Los intereses políticos del momento evidencian una vez más la estrecha relación entre medios de comunicación y poder político. El Financial Times escribió en aquel momento que “si ETA era la culpable, esto podría reforzar el apoyo al Partido Popular en el gobierno, que ya estaba por delante en las encuestas. Por el contrario, cualquier implicación de Al Qaeda podría llevar a los votantes a cuestionar el apoyo incondicional del gobierno a la ocupación de Irak liderada por Estados Unidos”.

Otro acontecimiento que muestra la importancia de Internet fue durante la campaña electoral de Barack Obama, lo que se conoce como la ‘primera campaña en red’. “Obama for America utilizó Internet para difundir información, establecer interacciones políticas en sitios de redes sociales (Facebook, My Space…), vincular dichos sitios web con los de la campaña de Obama, avisar a los simpatizantes de las actividades en su zona, proporcionar contraargumentos a los rumores negativos que circulaban en Internet, sumistrar información a los medios de comunicación mayoritarios, alimentar los debates en la blogosfera y establecer una relación con tinua y personalizada con millones de simpatizantes”. Aprovechando la juventud, la educación y la familiaridad de los simpatizantes con Internet se demostró el potencial político de Internet. La campaña de Obama superó cualquier campaña política de envergadura en el uso de Internet como herramienta de movilización política tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. La desinformación del público estadounidense sobre la guerra de Irak, el movimiento ecologista global contra el cambio climático, el control de la información en Rusia y China, son también algunos de los casos que ana liza Manuel Castells enComunicación y poder.

Comunicación y poder constituye una exploración apasionante y rigurosa de las vías de cambio social abiertas por una nueva relación entre la comunicación y poder. Los medios de comunicación se han convertido en el ámbito en el que se despliegan las estrategias de poder, pero, en el actual contexto tecnológico, la comunicación de masas va más allá de los medios tradicionales: gracias a Internet y a los dispositivos móviles ha surgido un nuevo entorno comunicativo, la autocomunicación de masas, que ha modificado profundamente las relaciones de poder. Manuel Castells analiza las transformaciones que se han producido en la industria global de los medios de comunicación y, basándose en una diversidad de enfoques sociales y psicológicos, ofrece una inves tigación original de procesos políticos y movimientos sociales —los acontecimientos que siguieron al atentado del 11 de marzo en Madrid, la desinformación del público estadounidense sobre la guerra de Irak, el movi miento ecologista global contra el cambio climático, el control de la información en Rusia y China y el papel de Internet en las campañas electorales, como la de Obama— que ilustran la relación entre comunicación y poder del siglo XXI.

Pulse aquí para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
GPSNEWS REVISTA DEL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN Y LAS RRPP
GPSNews • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress